Plan de Formación

Consideramos fundamental la formación en la Fe de todos nuestros hermanos, y sobre todo en la de nuestros jóvenes, con el fin de prepararlos y enseñarles lo que significa ser hermano de nuestra Hermandad, ya que ellos son nuestro futuro.

Todo ello dentro del espíritu recogido en el Directorio Diocesano de la Iniciación Cristiana donde referido en concreto a la Hermandades y Cofradías se nos interpela

Las Hermandades y Cofradías constituyen un hecho muy relevante en nuestra Archidiócesis de Sevilla. Contribuyen grandemente al florecimiento de la vida cristiana entre nosotros. Aunque entre sus fines se encuentra la formación cristiana de los miembros, en la que se ha avanzado grandemente, sin embargo, por su propia naturaleza, no es un “lugar” para la Iniciación Cristiana.

No obstante, por mandato del Obispo o del párroco, en estrecha unidad con la Parroquia en la que tengan establecida su sede canónica, y siguiendo fielmente las indicaciones de este Directorio, las Hermandades y Cofradías podrán ejercer aquellas funciones de la Iniciación Cristiana que explícitamente se les encomiende respecto de sus propios hermanos, especialmente de aquellos que presenten alguna discapacidad, para lo cual deberá contar con la referencia de un catequista especial y/o de apoyo de la Parroquia.”

(Pg. 37, Pf 50. Las Hermandades y Cofradías. Directorio Diocesano de la Iniciación Cristiana)

Debe girar en torno a cuatro pilares básicos:

1.- La formación de acogida:

Se trata de transmitir a todos aquellos que han decidido incorporarse a nuestra Hermandad cuales son nuestros fines y objetivos, así como cuales son los aspectos más relevantes de la vida de nuestra Hermandad, incidiendo en cual debe ser desde nuestra condición de cristianos nuestro comportamiento como hermanos. Asimismo queremos dar difusión a nuestras Reglas que son las que deben servirnos de faro en nuestra vida de Hermandad.

Se propone, tal como recogen nuestras reglas, establecer una formación de base para los candidatos a Hermanos o aquellos que fueron recibidos en la Hermandad en el momento de su bautismo, cuando ya haya superado los catorce años de edad.

“Los candidatos a Hermanos recibirán los cursos de formación que se establezcan al efecto”

(Regla 33 ª de la solicitud para ser Hermano)

2.- Catequesis a hermanos jóvenes:

Estimamos que nuestra Hermandad puede y debe colaborar con esta necesidad de la Iglesia, previendo una estrecha colaboración con nuestra Parroquia, atendiendo a las necesidades que esta establezca en cuanto a grupos de catequesis tanto de Primera Comunión como de Confirmación. Estos son dos momentos cruciales en la vida de todos los jóvenes cristianos y queremos desde la Hermandad poder contribuir a su formación, compartiendo este gozo tanto con ellos como con sus familias y el conjunto de la Parroquia.

3.- La formación de adultos:

Consideramos de vital importancia la formación del resto de los hermanos y para ello queremos potenciar distintas iniciativas que nos ayuden a madurar en nuestra Fe Cristiana:

– Continuar con el Itinerario de formación cristiana para adultos ya iniciado por la anterior Junta de Gobierno y que está avalado por la Conferencia Episcopal Española.

– Una realidad de hoy día es la concienciación en la necesidad del Sacramento de la Confirmación como imprescindible para la culminación del proceso de iniciación cristiana en la vida de todos los creyentes. Desde la Hermandad queremos fomentar su catequesis entre todos los hermanos de la mano de nuestra dirección espiritual y en estrecha colaboración con nuestra Parroquia.

– También queremos ayudar desde nuestra Hermandad a aquellos hermanos que deciden optar por el Sacramento del Matrimonio. Para ello, ofreceremos nuestra colaboración  con la Pastoral Familiar de nuestra Parroquia.

– Así mismo el fomento de la organización de ciclos de conferencias con temas de actualidad y que interesen a la comunidad cristiana es otra de las herramientas a tener en cuenta.

– Y la página web de la Hermandad debe ser el canal principal por el cual estemos en constante comunicación todos los hermanos, y como no también para los asuntos de formación, desde la publicación de noticias o actividades relevantes de la comunidad cofrade en particular (noticias del portal de Formación cofrade de Hermandades y Cofradías por ejemplo) como cristianas en general (Sínodos, Cartas Pastorales, Encíclicas, etc…)

4.- Colaboración en los planes de formación con la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías:

Colaborar con las actividades de la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías y asistir a los ciclos organizados por la misma para los miembros de juntas de gobierno siendo conscientes de la necesidad que tenemos todos los hermanos de una verdadera formación cofrade.