El Evangelio de hoy 03/11/2020

Reflexión de nuestro vicario parroquial D. Alfonso Peña:

En el Evangelio de hoy, 3 de noviembre, Jesu nos presenta la parábola del banquete, en la que, al final, se sientan a la mesa aquellos «que nadie quiere», venidos de los cruces de camino. Es necesario decidir entre el amor ilusorio a la vida, que nos hace retrasarla siempre, y el amor real, aunque herido, con que decimos sí a su invitación y la asumimos. En ese «sí” se juega nuestra comprensión del Reino. No vale amar hipotéticamente la vida por lo que esperamos de ella, sino que hay que amarla incondicionalmente por lo que es, aunque muchas veces nos sintamos impotentes y la vivamos en pobreza. Deberíamos hacer el esfuerzo de pasar del apego narcisista a una vida idealizada a la acogida de la vida como es en realidad, sin mentiras ni ilusiones. Para ello necesitamos un amor como el que Jesús nos ofrece. No olvidemos que estamos invitados al gran banquete del Reino.

2020-11-03T11:46:10+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies